¿Necesito Ayuda?


¿Qué son las apuestas?

Las apuestas son “el acto de arriesgar dinero o algo más que sea de valor en una actividad con un resultado incierto”. Jugar cartas o videojuegos por dinero, comprar boletos de Lotería, apostar quién ganará el próximo juego de billar o apostar su videojuego favorito por el resultado de un evento deportivo, todas estas actividades se consideran apuestas. Para la mayoría de las personas, las apuestas son solo por diversión. Es una forma de hacer que el juego sea más desafiante, más emocionante. Pero, para algunas personas, las apuestas se convierten en un serio problema.

¿Cuándo se convierten las apuestas en un problema?

La adicción al juego es cualquier apuesta o riesgo que provoque problemas familiares, financieros, legales, emocionales o de otro tipo para el jugador, su familia u otras personas. Los juegos de apuesta pueden tener un efecto negativo en su vida o en las vidas de las personas cercanas a usted. Por ejemplo, si usted está teniendo consecuencias negativas en la escuela, en el trabajo, con familiares o amigos, o con sus finanzas, usted puede tener problemas con el juego.

Cualquier persona que apueste puede desarrollar una adicción al juego.

¿Cuáles son las señales de alerta?

  • Apostar con más frecuencia o por más tiempo de lo planeado
  • Mentir acerca de dinero perdido
  • Problemas en el trabajo o en la escuela
  • Pedir dinero prestado para poder apostar
  • Aumenta la preocupación por apostar
  • Distanciarse o aislarse de la familia o amigos
  • No poder cubrir los gastos
  • Regresar para recuperar dinero perdido
  • Cometer o considerar cometer un crimen para financiar sus apuestas
  • Ha intentado controlar o dejar de jugar sin éxito